Publicado el

CLÁSICO y ABSTRACTO (Buñuel, Renoir y Murnau)

Me temo que estáis liándoos vosotros solos por una única razón: NO ENTENDÉIS EL SIGNIFICADO DE CLASICO (no en este contexto): deduzco que para vosotros clásico significa antiguo. ¿Me equivoco?… En efecto: algo antiguo tiende a ser considerado “clásico” (vintage dirían los angloparlantes). Pero lo clásico no siempre es antiguo; ni lo antiguo es, necesariamente, clásico.

Un ejemplo del primer caso: una película de Clint Eastwood o muchas de Steven Spielberg.

Un ejemplo del segundo caso: “Un perro andaluz” de Luís Buñuel; o “El año pasado en Marienbad”, de Alain Resnais. O “La consagración de la Primavera”, de Igor Stravinsky.

Lo CLÁSICO se atiene a unas “reglas”, a unos esquemas más o menos convencionales y rígidos. Suelen ser éstos perfectamente comprensibles y evitan lo desconcertante, lo excesivamente experimental y lo “raro”; o, al menos, tratan de no abusar de ello. Pretenden los clásicos, asimismo, transmitir mensajes que FLUYAN ante nuestros sentidos sin sobresaltos y sin demasiadas… ¿preguntas?. Pero, por si a alguien le queda alguna duda: cada día aprecio más el valor de lo clásico (bien hecho y bien entendido).

Las líneas de lo clásico son las horizontales y las verticales.

Lo MODERNO (llamadlo “abstracto”, si lo preferís) opta por subvertir reglas, investigar, poner en duda lo establecido y “descoyuntar” lo convencional. Gusta de sorprender y se inclina por correr riesgos. Por eso suele ser muy explícito, muy subrayado: lo que hace por medio de lo que hemos dado en describir como “marcas evidentes (claramente denotadas) de la enunciación”, del discurso. A menudo, esta expresividad se transmite a través de montajes muy rítmicos y hasta frenéticos; también por medio de encuadres sorprendentes, poco usuales.

Las líneas de lo abstracto/moderno serían las oblicuas.

Desde luego, “El acorazado Potemkin” y esto…

http://www.youtube.com/watch?v=BRGnmQA3Ig0

… no tienen mucho que ver… Tratad de encontrar la diferencia (aunque, creo, salta a la vista). No perdáis la ocasión de ver esta joya de Jean Renoir: relajados, abiertos y en las condiciones apropiadas. No os arrepentiréis.

Y, si me permitís otro consejo: como ejemplo perfecto de un equilibrio sublime entre lo clásico y lo moderno, ved “SUNRISE” (“Amanecer”, 1927), de F. W. Murnau:

Anuncios

Acerca de ofisiswithoutastone

There´s is more to the picture than meets the eye... http://sisifoavejentado.blogspot.com.es/ http://balzueleye.blogspot.com.es/

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s