Publicado el

Siguientes pasos: la edad dorada del cine mudo, la transición a los “talkies” y otros hitos tempranos

Al Jolson junto a una madre embelesada

Para empezar, os remito a varias entradas antiguas en las que se reactivarán, en algunos casos, los enlaces de descarga; como siempre, durante un periodo de tiempo limitado (hasta el 22 de marzo). Lo veréis al final y a lo largo de esta entrada.

Estamos, pues, en la culminación industrial y artística de una nueva forma de Arte. Sin embargo, a finales de la década de los 20 del siglo pasado, se desencadena una revolución que, salvando las distancias, podría equivaler a la que vivimos hoy en día: la adición del prefijo “audio” a la tecnología “visual” provocó un terremoto en Hollywood -sobre todo en aquel páramo californiano, pero no de forma tan traumática en Europa-, que arruinó ciertos negocios y no pocas carreras, algunas de las cuales se podían calificar entonces como gloriosas. En mayor o menor medida, nombres tan eminentes y memorables como Gloria Swanson, Erich Von Stroheim o Buster Keaton (¡los tres aparecen en la maravillosa “Sunset Boulevard”, de Billy Wilder!, no por casualidad), empezaron a declinar a partir de 1927… La terrible crisis de 1929 supuso la puntilla para la economía y esperanzas de millones. Imagino que la rutilante “ciudad de los sueños”, Tinseltown, no fue ajena a esto. Todo este proceso, a propósito, lo podréis ver, expuesto de un modo jocoso y magistral, en una indiscutible OBRA MAESTRA: “Cantando bajo la lluvia”, dirigida por un jovencísimo Stanley Donen, entre 1951 y 1952, con la inestimable ayuda del coreógrafo, cantante y actor, Gene Kelly. Ninguno debería dejarla de ver, si aún no lo habéis hecho.

Por supuesto, al tiempo que unos se arruinaban, otros se forraban (es una vieja historia, que se repite y se repite, a lo largo de los siglos). Los grandes estudios, las “Majors” (20th Century Fox, Warner Bros., Columbia, RKO, Metro Goldwyn Mayer…), tuvieron la visión, la potencia económica y tecnológica suficiente para sobrevivir y florecer con la llegada del cine sonoro. Ya en la década de los 30, el color culmina un proceso que sienta las bases definitivas de lo que hoy entendemos por cine.

Sin embargo, el mundo no se para, y tras el terrible “receso” de la Segunda Guerra Mundial, la irrupción paulatina de la televisión en la mayoría de los países económica y tecnológicamente avanzados -empezando por Gran Bretaña y los Estados Unidos-, impone nuevos retos a la industria del entretenimiento masivo. El cine responde con nuevos y espectaculares formatos de proyección y sonido, además de generalizar el uso del color. Así pues, conviene echarle un vistazo a este largo, accidentado (está repleto de sonados, ruinosos fracasos) y fascinante proceso.

OTROS ENLACES:

Anuncios

Acerca de ofisiswithoutastone

There´s is more to the picture than meets the eye... http://sisifoavejentado.blogspot.com.es/ http://balzueleye.blogspot.com.es/

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s