Publicado el

Siempre fiel a la música, autógrafos barrocos en tinta permanente y atractivos aniversarios remotos del otro Elvis (a.k.a. Declan Patrick) -Primera parte-

Elvis Costello y los Attractions actuaban el día 7 de agosto de 1977 en la sala “The Nashville Rooms”, que, al contrario de lo que podría sugerir tal nombre, está (o estaba: no me consta, de momento) en la zona metropolitana de Londres: West Kensington, al parecer. Quise hacer ayer una glosa del momento, con el obvio motivo del aniversario en curso: 39 añazos. En algún momento volveré sobre ello.

Pero no hubiese caído en la cuenta de tal coincidencia de no ser porque me encontraba en pleno proceso de recuperación de las grabaciones del evento, que se adjuntaron a la edición “Deluxe” del “My Aim Is True”. En ese disco -el primero del nuevo Elvis– de hecho no tocaban los Attractions, sino un grupo americano llamado “Clover”, alguno de cuyos miembros terminarían siendo célebres y millonarios; no gracias a Costello, sino a un tal Huey Lewis (& The News, yes). Las grabaciones en el “Nashville” muestran a un grupo apenas recién formado.

Costello

El caso es que lo del gozoso primer disco de Costello, y las grabaciones en vivo, es casi tan sólo una excusa para:

  • A/ Elaborar una reflexión sobre lo que uno podía estar haciendo, pensando y sintiendo hace casi 40 años; y sí: algo acerca del demoledor paso del tiempo.
  • B/ Comentar mi lectura de “Unfaithful Music & Disappearing Ink”, las memorias del propio Elvis Costello (Declan Patrick MacManus).

De estas últimas puedo decir que las estoy gozando: el personaje y sus circunstancias son contemplados con ironía, inteligencia, una memoria que a mí se me antoja prodigiosa (¡y envidiable!), así como con una descacharrante y distanciada sorna. Todo ello lo ordena y orquesta un narrador con talento y evidentes aptitudes en el manejo del lenguaje y la peripecia. Y eso es algo que ni siquiera los muy frecuentes gazapos de la traducción -evidentemente elaborada a presión y sin las necesarias revisiones; por traductores sin unos mínimos e imprescindibles conocimientos musicales *- pueden mancillar u ocultar.

Desde luego, si se admira al músico y al personaje: a ambos; si se conoce aquel tiempo, su música y sus protagonistas, el placer es incluso mayor. Pero quiero pensar que cualquiera podría leer estas memorias y descubrir una especie de “fresco”, desmitificador pero nunca demasiado cínico (es decir: atento al detalle, pero sin llegar al hiperrealismo obsceno), para una época y un ambiente que -ya todos los que alcanzamos cierta edad lo tememos- parece irrepetible… Además, Declan Patrick describe sus raíces con una precisión, profundidad, sabiduría y ternura a veces, incluso, conmovedoras (sin abandonar nunca la ironía y hasta el sarcasmo). ¡Por no hablar de lo que supone crecer en Liverpool o Londres, durante los años 60, con un músico profesional en casa!

Lo que me lleva a mí mismo; otra vez: a mis propias anécdotas, a lo que la vida le depara a un insignificante aficionado a la música, “disperso” entre gustos universales, español de mediana edad, enraizado en una también mediana (me temo que, asimismo, mediocre) ciudad del norte de lo que un día hubo en llamarse España, por mucho que la propia June Tabor nos haya cantado ¡hasta dos veces!, siquiera de soslayo y como de telón circunstancial de fondo para una epopeya de amores fallidos, allá por los postreros años 80… (y nosotros, claro, ¡ni nos habíamos enterado!).

Ayer me di la mano con Sir John Elliot Gardiner. El majestuoso encuentro duró unos segundos. Mañana daré más detalles (y sí: el concierto, la versión de los English Baroque y el Monteverdi de la Gran Pasión del Gigante Bach estuvieron a la sublime altura de su reputación).

Pasión Mateo Bach, Monteverdi

 

* Piénsese en que, por ejemplo, a Dusty Springfield la han cambiado de sexo: creo que una de mis heroínas de la infancia (sobre todo gracias a “I Only Want To Be With You”) no se merecía que se llegase tan lejos con ella, a pesar de que numerosos -y, ciertamente, nada insignificantes- detalles de su vida personal no la encuadrasen, precisamente, en una perfecta y convencional heterosexualidad… ¡Pero de ahí a llamarla “el héroe local”!

Anuncios

Acerca de ofisiswithoutastone

There´s is more to the picture than meets the eye... http://sisifoavejentado.blogspot.com.es/ http://balzueleye.blogspot.com.es/

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s