Strand, Paul / Zurbarán / Sol Lewitt / Public Image Ltd. / Bares castizos / ETC. (no necesariamente en este orden)

Comentaba hace unas semanas que se celebraba una exposición extraordinaria en la Fundación Mapfre de Madrid: lo confirmo. Paul Strand: composición, visión, abstracción y profundización en el objeto y en la presencia humana. Uno de los auténticos pioneros de una forma nueva de entender la fotografía, aún vigente (aunque naciera lo bastante pronto como para pasar por las fases más “académicas” de este arte).

Es una de las cosillas que me han mantenido estimulado en la brevedad del estío, en medio de este paulatino marasmo en que -nos guste reconocerlo o no- deviene la vida. Bien… Lo cierto es que la “rifa” de vacantes para profesores interinos, que empieza mañana (en Cantabria), no forma parte ya de ese posible repertorio de estremecimientos… ¡Qué se le va a hacer!

Pero hay más… La última es mi repentina, inesperada, inopinada recuperación del “Metal Box” -o del “Second Edition”, en EE. UU.-, de Public Image Ltd. Escuchado en una grabación hecha en cinta cromo de cassette (repito: ¡en cassette!), el minimalismo radical y fructífero de Lydon, a.k.a. Rotten, Wobble et al (lo sé: se diría taaaaaan a menudo que minimalismo y fructífero resultan ser pareja de antónimos tan perfectos, que se disculpa el comprensible respingo de muchos), a mis 50 años, aún me inquieta; aún me provoca y me inyecta sensaciones… ¡que parecían dormidas, sí!; o, como mínimo, atenuadas: mientras haya vida, habrá esperanza… Lo cierto es que ese disco de 1979 -su posesión- siempre se me resistió; pero es lo normal, consideradas su relativa rareza y carestía.

En definitiva, física e intelectualmente, como ya he apuntado, me asalta el gozoso estímulo REAL de una de las cumbres de la última corriente sólida y potente, definitoria de aquello que, ya extinguido, supuso un semillero de talento, pero también una industria y un negocio; por lo tanto, un fenómeno cultural: la música Pop-Rock, popular, o como se quiera llamar. Más en concreto: el POST-PUNK.

Lo digo consciente de clamar acerca de una cresta muy crecida y luminosa… ¡oh, infelice, desde la contemporánea hondonada del valle más lóbrego!, si bien convencido éste de ser llanura abierta. Sí, tal vez: como un enorme desierto de trillones de Giga-bits.

Por lo tanto: escúchense “Poptones”, “Careering”, “Socialist” o el machaque demoledor de “Chant”. Creo que son los mejores antídotos frente a una idiotización generalizada de auto-tune y reguetón. Probadlo.

Y ya que he mencionado el MINIMALISMO… Acabo de ver la exposición de murales de Sol Lewitt en la Fundación Botín de Santander. Creo que aclara que talento, pensamiento (¡creativo!), coherencia y GEOMETRÍA… ¡NO ESTÁN REÑIDOS!… Les dedico esta breve y deslavazada reflexión a mis alumnos de Dibujo Técnico; pasados y futuros. Sobremanera, a los muy radicales y concienciados aspirantes a artistas. Os deseo suerte; y lucidez; y empuje.

ZURBARÁN: en el Thyssen de Madrid. Buena oportunidad para ver obras que los que no viajamos no veríamos jamás… Me sigue conmoviendo el ascetismo no ultra-rrealista del extremeño. Y la luz en sus tejidos; ésta sí, más bien, hiperrealista.

De otro tipo de obra maestra quisiera hablar ahora: la del bar castizo y más español. Difícil resulta encontrar mejores ejemplos que en Madrid; de hecho, empieza a ser difícil ya, INCLUSO, encontrarlos en Madrid, donde ya he detectado, en mi breve viaje de julio, algún deceso trágico (El “Mesón Sancho”, de la calle León, me temo, si no estoy muy confundido)… Y aunque no sea una “novedad”, lo es, sin duda, para mí: “El Palentino”, de la calle del Pez. A estos lugares, bares, buenos para conversar -y para tomarse un gazpacho en copa-, les brindo mi más sincero homenaje… ¡antes de que sea demasiado tarde!

Panorámica entrañable

Otra cosa que se detecta en la prensa nacional de presunto primer orden es la presencia de “articulistas”, temibles, que no habrían aprobado el examen de “redacción” de una reválida de las de antaño; ni tan siquiera una sencilla prueba escrita -incluso al dictado- del Bachillerato de los tiempos de la Ley Villar Palasí… ¡Y no exagero ni un ápice!… Desde aquí, ruego humildemente a Ray Davies que los perdone, porque no saben lo que hacen (literal… literariamente).

Anuncios

EXPOS: junio de 2015

Atareados como andamos, no quisiera tampoco dejar de mencionar, al menos, que se presentan estas interesantísimas exposiciones en Madrid sobre dos clásicos americanos de la fotografía. Por si nos cuadra.

Desde el viaducto, Nueva York (1916)

Desde el viaducto, Nueva York (1916)

Os resultará familiar: un clásico indiscutible, captada en pleno “Templo del Poder Supremo” (Wall St., 1915)

Leopoldo Pomés: por si vais a Barcelona en vacaciones

Fotógrafo y publicista de la “escuela catalana” de creativos. Lo cierto es que esa escuela, a lo largo de muchas décadas -y no sólo en publicidad-, fue sinónimo de “escuela española”. Susceptibilidades aparte, más o menos sobrevenidas, la importancia de la capital catalana, en más de una vanguardia artística y/o industrial, ha sido innegable. Supongo que todos deseamos que siga siendo así, de forma indefinida.

Por lo tanto, con la excusa de esta exposición-homenaje al ya veterano Pomés, os enlazo al artículo que El País publicó hace ya unos días.

De su obra, y puesto que uno ya tiene “cierta edad”, os puedo decir que él fue responsable de un estilo y de la creación de más de un icono, que ha quedado grabado en la memoria de un par de generaciones.

Examen corregido / KERTÉSZ (Exposición en Valladolid)

Os enlazo AQUÍ a la descarga del examen del día 27 pasado, corregido. Leedlo con detenimiento y tomad nota. Espero que me hagáis tantas consultas como creáis conveniente, hasta que todo os quede claro.

Aprovecho para recomendaros la visita, si os surge, de la exposición dedicada a un fotógrafo clásico, del que ya conocéis, al menos, esta foto:

André Kertész es uno de esos miles de húngaros que florecieron en el arte y la industria de la imagen por todos sitios (la lista de estos nacionales en Hollywood, por ejemplo, es casi interminable). Personalmente, me parece que es un clásico indiscutible. Bastaría para demostrarlo esta fotografía: simple, equilibrada, sintética, poética, enigmática…

Tenedor, 1928

Langdon Coburn: pictorialismo clásico expuesto en Madrid / Muere Phil Stern (no confundir con Bert) / Mike Nichols

Tenía esto pendiente desde hace semanas. Los últimos días de clase, antes de las vacaciones -espero las estéis disfrutando-, con sus evaluaciones, las actividades extraordinarias y nuestro examen, me han mantenido ocupado; y, quizá también, algo disperso. Mis disculpas por ello.

Lo trato de compensar en esta nutrida entrada, con comentarios (no me atrevo a llamarlas “noticias”, a estas alturas) sobre:

  • Una exposición: en la Fundación MAPFRE (Madrid), uno de los más destacados “pictorialistas” de la historia de la fotografía, Alvin Langdon Coburn (Boston, 1882-Gales, 1966), se reivindica en una retrospectiva con 180 copias primorosas, que abarcan toda su carrera. De paso, podríamos descubrir, en la muestra, que Langdon Coburn fue bastante más que un simple pictorialista.
Vortografía

Vortografía

  • Obituario: Phil Stern, quien, al parecer, nada tenía que ver con Bert Stern -por mucho que ambos se dedicasen, dentro del mundo de la fotografía, a temáticas y ámbitos prácticamente idénticos-, falleció recientemente. Desde luego, Bert alcanzó mayor fama internacional. Creo que de todos es conocida cierta sesión… Incluso, poco tiempo antes de su muerte, algunas de sus fotografías pudieron verse por estos lares provincianos (si no recuerdo mal), cuando aún militábamos en la “Champions League” del mundo mundial… Sea como sea, estábamos con Phil: implicado en la mayor fábrica de “iconos culturales” de Occidente, no le resultó difícil captar con su cámara, a lo largo de una época dorada, a los más grandes y populares artistas del show-business americano. Además, trabajó para LIFE MAGAZINE, que, como publicación, se llegó a convertir en un icono en sí misma.

  • Mike Nichols: más obituarios… Director estimable, aunque nunca llegase a la altura de los más grandes, sin embargo debutó con un “tour de force” memorable entre dos titanes de la interpretación (Liz Taylor y su marido Richard Burton). El texto de Edward Albee no era fácil; ni tampoco dirigir una obra de teatro -¡con ese par de dos!- y sacarle el máximo partido en la gran pantalla. El resultado fue un éxito. Y, hablando de “iconos”…

La pierna estupenda era de Anne Bancroft; la mirada turbia y rendida, de Dustin Hoffman. La música, de Simom & Garfunkel.

Recientemente, “Closer”, “Wit” y “Angels in America” -estas dos ultimas para televisión, y que no he tenido oportunidad de ver- le han recuperado y reivindicado como profesional de talento.

No puedo dejar de mencionar el remake “Una jaula de grillos” (versión norteamericana de “La cage aux folles”, de Edouard Molinaro), en la que el recientemente desaparecido Robin Williams, junto al grandísimo Nathan Lane (los “comparsas” son un tal Gene Hackman y cierta Dianne Wiest), protagonizan algunas de las más hilarantes escenas de comedia de la década de los 90´s. Por ejemplo, cuando Williams le trata de enseñar a Lane a caminar como John Wayne… ¡Hay que verlo, en serio!… Hank Azaria, como Spartacus Agador, incapaz de calzar normalmente unos zapatos (ni de vestir algo más que un short, al parecer), completa el delirante elenco principal… Me hacen siempre reir, y esto ya es toooooda una proeza… Os la recomiendo.

Al día

Será difícil: mantenernos al día; al ser este medio, en esencia, una herramienta docente. No obstante, ojeo la prensa digital y los noticieros en T.V. y no puedo evitar toparme con un mundo estival que sigue y sigue… Otras cuestiones (los obituarios se están convirtiendo en un triste “clásico”: ahora es Elli Wallach) no se atienen ni a épocas ni a calendarios. Pero a ninguno se nos escapa que, el que más y el que menos, ha terminado agotado: yo el primero.

Os pongo, pues, un poco al día:

  • Exposición de HENRI CARTIER-BRESSON en Madrid (Fundación “Mapfre”). Por supuesto, no os la podría recomendar lo bastante: Cartier-Bresson es ESENCIAL para entender QUÉ ES fotografiar: una técnica, una búsqueda, una obsesión, un arte…
  • La ya mencionada desaparición de Elli Wallach: tal vez lo recordaréis por “Baby Doll” de Elia Kazan, “Misfits” de John Huston, “Los siete magníficos” (J. Sturges), “El Padrino-III” (Coppola), “Mystic River” (Eastwood), “Wall Street 2” (Oliver Stone), “El escritor” (R. Polanski)… Pero es, tal vez y sobre todo, recordado por haber sido “el feo” en “El bueno, el feo y el malo”, de Sergio Leone. Un tipo de rostro “difícil”, con una mirada entre tierna y taladrante y una nariz con personalidad; simpático y vulnerable, nunca pasaba desapercibido.
  • Me tomo la libertad de llamaros la atención sobre una película relativamente modesta: “Violette”, de Martin Provost. Si tan siquiera fuese por la descripción que hace de un personaje torturado, inseguro, insatisfecho, hipersensible, desafortunado (sólo relativamente, ya que contó con su talento y con el reconocimiento decisivo, y más o menos desinteresado, de “pro-hombres” y de “pro-mujeres”. Además, al final de su no muy prolongada vida, disfrutó de un reconocimiento más generalizado y de la consiguiente fama), que no es otra que la escritora Violette Leduc, una especie de “existencialista visceral” y “free-lance”, hoy en día poco o nada leída… En fin: que si tan sólo fuera por conocer a alguien así, ya merecería la pena ver la película. Destaco en este apartado, para terminar, el ejemplar respeto -no carente de mordiente crítica- que la Cultura Francesa muestra hacia sí misma… Pero supongo que esto es algo que no se improvisa.

Foto matón

  • He ido dejando pendiente, un poco por desidia, el merecido homenaje al creador del terrible “ALIEN”: H. R. Giger. Si habéis visto las películas (incluída “Prometheus”), entonces sabréis a qué me refiero. Pocos creadores gráficos han tenido un estilo tan reconocible dentro del ámbito figurativo, que, por sistema, ha solido ser subestimado por el “mainstream” contemporáneo, dominante de las directrices del gusto desde hace, al menos, setenta años. Sin embargo a Giger no le fue nada mal: un talento tan superdotado en la técnica y en su “visionarismo” (yo lo llamaría, más bien, “pesadillismo”, perfecto ilustrador de otros mundos afines, como el del escritor H. P. Lovecraft) no podía pasar desapercibido. Entre místico y demoníaco, todo lo que Giger creaba poseía resonancias inquietantes pero fascinantes.

Piloto alienígena

 

Exposición de fotografía primitiva española: Biblioteca Nacional de Madrid

Si os pasáis por Madrid en fechas próximas (no tengo información sobre la clausura de la exposición ahora mismo), tal vez os cuadre entrar en el gran edificio de la Biblioteca Nacional para ver esta muestra. Os advierto que las fotos ganan mucho “en persona”. Puede que sea mucho más que una curiosidad. Si alguno la ve, que no se olvide de hacerme algún comentario. Y la propia sede de la Gran Biblioteca, por sí misma, ya merece la pena. Gracias de antemano.

El pintor Manuel Castellano, por José María Sánchez (1859)

El pintor Manuel Castellano, por José María Sánchez (1859)

ROBERT DOISNEAU

Robert Doisneau es el fotógrafo de esto…

Imagen

Algunos han puesto en duda la autenticidad de la imagen, aunque, en todo caso, la fotografía es hermosa. Con el tiempo se ha convertido, además, en un “icono”. Otras fotos de Doisneau ya se pueden ver en este blog, pero pongo otro botón de muestra:

Imagen

Coco, 1952

No es tan “bella”, ¿verdad?… Pero acaso pudiéramos aquí poner en duda el concepto de belleza: “Coco” es una foto tan icónica como “El beso junto al Ayuntamiento”, pero no resulta tan agradable. ¡Larga discusión!… No es mi intención: sólo quería tomar como excusa este artículo en “El País” (que nos informa sobre la exposición “Robert Doisneau. From craft to art. Palm springs”) para mostrar parte de la obra de este pintoresco fotógrafo costumbrista francés, que siempre se mantuvo con la mirada avizor.

Como curiosidad, incluyo una de sus fotos en color (inéditas y raras), tomada en EE.UU.:

Imagen

‘Palm Springs’-1960 / Robert Doisneau / Atelier Robert Doisneau